seguimiento por correo electrónico

domingo, 28 de noviembre de 2010

EL CARRUSEL DE LA CORRUPCIÓN CONTRACTUAL ADMINISTRATIVA EN BOGOTÁ

El 21 de Octubre de 2010 será recordado por un escándalo más, ya no de chuzadas, parapolítica o el fallido nombramiento del fiscal de la terna de bolsillo del ex presidente Uribe, sino por las tramas de corrupción en la contratación de  Bogotana.
Se denunció al Alcalde Moreno en por los menos ser negligente y hacerse el ciego ante los indicios de existencia de un carrusel de corrupción que en su administración termino adjudicando a un pequeño y sospecho grupo los grandes proyectos de infraestructura y servicios públicos.

Los escándalos en la confección de pliegos de condiciones direccionados a un oferente, sobres marcados, alteración de ofertas, golpes y escaramuzas en las audiencias, acciones de tutela buscando descalificar a los contendientes, propinas y sobornos; son el denominador común en los procesos de licitación.

Ya casi que por regla general cuando se asiste a la selección de los contratistas de las obras públicas, se sabe quién será el elegido… de eso se acusa a la administración de Samuel Moreno… será que solo a él se le puede acusar de dichas irregularidades, se nos olvidan los grandes escándalos en la contratación nacional: la ruta del sol, el aeropuerto el dorado, DRAGACOL, FONCOLPUERTOS, el frustrado regalo de Telecom al mexicano Slemm, Agro Ingreso Seguro, los subsidios millonarios a los floricultores, pago con gastos reservados a las empleadas de la Corte para grabarlos, entre otras. Pues si oyentes desafortunadamente es ese es el modus operandi de la casi generalidad de las contrataciones de los mega y micro proyectos de nuestras regiones.

La corrupción administrativa se ha generalizado muy a pesar de que el gobierno tramite leyes y decretos para supuestamente evitar la selección amañada de los precios y los contratistas; pues a renglón seguido el mismo gobierno se inventa las trampas: recordamos como a los más controvertidos asesores del gobierno anterior se les contrato mediante organismos multilaterales como los programas de las naciones unidas para obviar los procesos de selección objetiva y de paso para evitarles responsabilidad disciplinaria toda vez que no eran funcionarios del gobierno sino contratistas de entidades internacionales, en otros casos se autorizó a las administraciones para realizar convenios interadministrativos, con lo cual se obviaban los controles de la Ley 80, con universidades o cooperativas de municipios para que los directivos de ellas contrataran a los señalados por los Alcaldes o Gobernadores y que decir de la forma descarada como se utilizó al convenio Andrés Bello para evadir la ley 80 convirtiendo a un instituto creado para el fomento de la cultura en contratante de construcciones de carreteras, puentes, acueductos… que barbaridad eso solo puede ocurrir en nuestra Colombia, tierra de nadie.

Pero el cáncer no es solo allá, pues si por Bogotá llueve, por acá no escampa en temas de contratación administrativa: cuantos calles pavimentadas en el papel pero caminos de herradura en realidad, hospitales que terminan siendo centros de salud, sedes de empresas sociales del Estado construidas en zonas de alto riesgo, el pago excesivo de intereses moratorios porque las autoridades departamentales no pagan las  condenas judiciales que no se apelan; es  que la corrupción campea no solo en la Nación sino en nuestro departamento como el derroche de María Antonieta en la Corte de Versalles y si aún les quedan dudas dense una pasadita por la avenida sur al lado del diagnosticentro para que aprecien el monumento a la corrupción que es el edificio derruido que se construyó como sede de la EPS Risaralda…y la impunidad sigue reinando.

P. D.: En corrupción no solo incurren los servidores públicos, pues siempre debe existir un particular que ofrece o paga.  Otra reflexión que debemos hacer tiene que ver con la formación que reciben los delincuentes de cuello blanco, los que generalmente son educados y formados en los mejores colegios y universidades del País… Mientras un pobre se roba un pan o vende un porro los de cuello blanco se roban millones que privan a la población de salud, educación, justicia y seguridad.